miércoles, 14 de julio de 2010

Una semana...

Es increíble todo lo que me ha pasado en una semana más que en un mes o quizá en un año.

Hoy he tenido tiempo para pensar en ello...

Muchas veces buscamos en otros aquello de lo que carecemos, pedimos cosas que nosotros mismos no ofrecemos. Y cuando nos quitan esa parte buscamos culpables y buscamos respuestas pero no es así. Simplemente debemos aceptar las cosas que ocurren...

Pensando que todos somos diferentes y sentimos diferente me ha pegado la desilusión, a toda costa quise no verlo y no enfrentarlo quise que las cosas fueran light y diferentes quise quise quise muchas cosas... Pero en este intento frustrado de buscar lo adecuado, en el momento de querer descubrir las cosas maravillosas de la vida a su lado, me deje llevar y me deje llevar de más por alguien en quien quizá puse mis expectativas por que creí que podríamos lograr algo lindo, lo estábamos logrando y de pronto sucedió...

Se me olvidó que no soy ni angel ni hada y que por mucho que quiera no sé volar, se me olvidó que no tengo alas y caí y me dolió hasta sentí que se rompió algo dentro de mi...Lo importante es reconocer que las caídas son una oportunidad de emprender el vuelo una vez más de enfrentar una nueva aventura y de vivir una vez más con un poco más de inteligencia y experiencia.

Por cierto ayer hablé de expectativas y me quedé pensando en cómo nos creamos expectativas a cerca de todo y todos cuando en realidad las únicas que podemos controlas son las expectativas que ponemos sobre nosotros mismos por que no controlamos la vida de los demás.

Creo que la vida nos enseña a no crearnos expectativas es como comer una tutsi pop ¿cuanto tardas en llegar al chiclocentro?, ¿cuánto tiempo tardas en enamorarte?, ¿cuánto tiempo en desencantarte? por que seamos honestos el chicle de la tutsi pop es el más horroroso del mundo y nos comemos toda la paleta a chupadas o mordidas para darnos cuenta que el centro no es lo que esperábamos.

Si dejáramos de lado las expectativas entonces cito a mi amiga Bere Paniahua:
...De todas formas no podemos evitar enamorarnos, sin embargo podemos reconocer que el hecho de hacerlo es bronca de cada uno, como un pedo individual, en el que no se tiene que hacer una exigencia de reciprocidad... Si tu te enamoras y el otro no…, pues jodete y enfrenta las consecuencias. Y si el otro se enamora y tu no, entonces no tienes que sentirte culpable pues es él o ella quien tenga que enfrentarse.

Y hablo de expectativas creadas en torno a tí las tuve, lo confieso (auqneu ayer haya dicho que no por orgullo y sin razón) y muy altas y ha sido como estar en una montaña rusa de la que me da miedo bajar y me da miedo seguir pero al final del día me decido a enfrentar la bajada que sigue y la cuesta arriba...

Y entendiendo la palabra expectativa veo que la definición dice: del latín exspectātum (“mirado” o “visto”), es la esperanza de conseguir o realizar algo.

Las expectativas entonces son inherentes al ser humano pues siempre que hacemos algo tenemos expectativas sobre ello pues queremos realizar algo y queremos que salga bien.

En fin de todas formas de todo esto me quedan dos enseñanzas claras

1 Disfruta al equivocado(a) mientras llega el indicado(a), podrías pasártela excelente, sólo es cuestión de dejarse llevar.

2. Compra chicles ricos y evita la pena de la desilusión en el chiclocentro. Busca relaciones más sanas y evita la desilusión es aún mejor si sólo quieres cariños y besos solo pide eso no pidas más no esperes más.

2 comentarios:

  1. Bueno, primero quiero decir que me encantó tu post, es agradable cuando alguien comparte su experiencia y sentimientos de una forma sincera.

    Segundo, no soy muy bueno dando consejos; pero si quisiera decirte que como tu dices "Lo importante es reconocer que las caídas son una oportunidad de emprender el vuelo una vez". Debemos aprender de las experiencias y no dejar de intentarlo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo14/7/10 7:01

    Me remonte algunos añitos atrás, cuando pasaba horas hablando por teléfono. Con mi amiga web ora ;) me parece muy lindo, tierno y transparente. A diferencia cito a mi musa Frida "pies para que los quiero si tengo alas para volar" así que mejor sigue volando pero hacia otros aires. El soñar anhelar desearnos da mucha fortaleza, hay que buscarlo y si no lo tenemos donde estamos, busquemos nuevos horizontes... Donde podamos encontrarnos. Ernst Lzrd :)

    ResponderEliminar